Normas de Actuación del Art. 11

Norma de Actuación 11-1

Cuando los REALTORS® realicen valoraciones, estudios de mercado o peritajes dirigidos a establecer el valor de mercado de una propiedad deben:

  • Tener conocimientos sobre el tipo de propiedad que se está tasando,
  • Tener acceso a la información y recursos necesarios para formular una opinión precisa, y
  • Estar familiarizados con el área donde está ubicada la propiedad,

Salvo que se haya advertido expresamente a quien realizó el encargo de las carencias o limitaciones correspondientes.

Cuando se prepare una valoración cuya finalidad no sea la de captación de la propiedad para la venta ni la de asesorar a un comprador potencial en la realización de su oferta de compra, a menos que la parte que solicita la valoración requiera un tipo específico de informe o un grupo de datos distintos, la valoración deberá incluir lo siguiente:

  • La identificación de la propiedad.
  • La fecha de preparación.
  • Un valor o precio definido.
  • Las condiciones limitantes, incluyendo declaraciones pertinentes al propósito o propósitos y al usuario o usuarios previstos.
  • Cualquier interés presente o futuro, incluyendo la posibilidad de representar al vendedor o arrendador o al comprador o inquilino.
  • Los fundamentos de la valoración incluyendo los datos pertinentes del mercado.
  • Límites en los usos y validez de la valoración
  • Si se llevó a cabo una inspección física del exterior de la propiedad y cuándo
  • Si se llevó a cabo una inspección física del interior de la propiedad y cuándo
  • Si el REALTOR® tiene cualquier conflicto de interés.

Norma de Actuación 11-2

Las obligaciones del Código Ético aplicables a las disciplinas inmobiliarias, excluida la tasación, deberán ser interpretadas y aplicadas de acuerdo al nivel de experiencia y competencia que los clientes y el público razonablemente esperan para proteger sus derechos e intereses, tomando en consideración la complejidad de la transacción, la disponibilidad de expertos para asesorar y, si el REALTOR® fuera un agente o sub-agente, las obligaciones fiduciarias.

Norma de Actuación 11-3

Cuando los REALTORS® facilitan a sus clientes servicios de asesoramiento que incluyen una recomendación o consejo, y lo hacen por honorarios (no por una comisión), deberán hacerlo de manera objetiva, y los honorarios no dependerán de la esencia del consejo o recomendación. Si además de los servicios de consulta, se proveen servicios de corretaje u operaciones comerciales, se podrá pagar unos honorarios independientes previo convenio entre el cliente y el REALTOR®.

Norma de Actuación 11-4

La competencia jurisdiccional que exige el Artículo 11 tiene relación con los servicios contratados entre los REALTORS® y sus clientes, las obligaciones explícitamente impuestas por el Código Ético y las obligaciones impuestas por la ley o reglamentos.

<< Ver Artículo 11