Acerca del programa de designación NAR Green

El programa de designación NAR Green es radicalmente diferente de otros programas de formación acerca del «sector inmobiliario verde», en lo que respecta a su enfoque y orientación.

Viviendas existentes en el mercado de inmobiliaria de segunda mano.
Este programa de la NAR analiza las características y mejoras de la eficiencia en el uso de recursos, principalmente, desde la perspectiva de los hogares ya existentes. La mayoría de los programas de formación del sector inmobiliario analizan este tema desde la perspectiva de las viviendas de nueva construcción con certificación energética. La realidad es, sin embargo, que las viviendas existentes constituyen aproximadamente el 90% del mercado inmobiliario y que la mayoría de los profesionales inmobiliarios se centran en el mercado de segunda mano.

Base de conocimientos orientada a los negocios.
Estos dos cursos se centran en construir una base de conocimientos que los profesionales del sector inmobiliario pueden usar para participar en este nicho de mercado, a modo de especialización o de complemento de su negocio principal. La gestión de venta de viviendas eficientes en el uso de recursos es una especialidad comercial viable y muy rentable. Como veremos a lo largo de los cursos, los profesionales del sector inmobiliario pueden aumentar sus ingresos ayudando a los clientes más respetuosos con el medioambiente a tomar decisiones informadas sobre las viviendas en las que residen o que quieren vender o comprar.

Énfasis en el objetivo: información cuantificable.
El programa de designación NAR Green se centra en información objetiva y observable sobre la mejora del uso de recursos y la comodidad de las viviendas. No se trata de un curso sobre cambio climático ni defiende un punto de vista o posición particular sobre las preocupaciones medioambientales. Es importante que tengas en cuenta que los puntos de vista de tus compañeros de aula pueden variar desde el escepticismo y la curiosidad, a la pasión por un estilo de vida sostenible. No es necesario que todos estéis de acuerdo en lo que respecta al medioambiente para concluir que el ahorro de dinero o la mejora de las condiciones de vida en una vivienda son objetivos que merecen la pena considerar.

Lo que aprenderás. Día 1
NAR Green, día 1: Viviendas eficientes en el uso de recursos (materiales y suministros): remodelaciones, reformas, renovaciones y construcción de nuevas viviendas cubre las principales características que hacen que se pueda considerar que una vivienda hace un uso eficiente de los recursos. El curso analiza por qué la demanda de este tipo de viviendas está aumentando y el impacto de las mismas, así como de las expectativas de los consumidores, en el mercado. El curso prepara a profesionales del sector inmobiliario con el fin de ofrecer asesoramiento e información a los propietarios de viviendas a efectos de mejorar la eficiencia de sus hogares, desde soluciones de bajo coste y proyectos que pueden hacer ellos mismos, a la reforma y sustitución de sistemas para proyectos de remodelación de mayor envergadura. El curso también analiza la construcción de nuevas viviendas eficientes y qué pueden aportar los profesionales del sector inmobiliario al equipo de diseño y construcción.

Lo que aprenderás. Día 2
NAR Green, día 2: Representación de compradores y vendedores: viviendas eficientes en el uso de recursos, el segundo día del programa de designación se centra en la aplicación de los conocimientos relativos a la mejora de la eficiencia de las viviendas en sus interacciones con compradores y vendedores.

El curso establece cómo utilizar los conocimientos prácticos adquiridos en lo que respecta a las viviendas eficientes, inteligentes y con certificación energética y adaptar las habilidades básicas del sector inmobiliario para garantizar el éxito de su negocio en este segmento de mercado.

¿Qué es una vivienda eficiente en el uso de recursos?
Una vivienda eficiente en el uso de recursos puede tener una gran variedad de nombres, como vivienda ecológica, de alto rendimiento o inteligente, entre otros. En lo que respecta al presente programa, se usa «eficiente en el uso de recursos» como término general más amplio. En líneas generales, este término hace referencia a viviendas que ahorran dinero en costes operativos haciendo un uso más económico de los suministros —energía y agua— y que proporcionan un entorno de vida más cómodo y saludable para sus habitantes. En su sentido más amplio, la eficiencia en el uso de los recursos también puede incluir el uso de materiales de construcción de baja energía incorporada procedentes de fuentes sostenibles y que no contienen sustancias nocivas ni liberan gases de compuestos orgánicos volátiles (COV).

¿Por qué optar por una vivienda eficiente en el uso de recursos y por qué ahora?
¿Qué ha ocurrido en el mercado para que diferentes comunidades, hogares y clientes quieran dar un paso más allá y convertir el movimiento verde en la nueva norma? Cuando los compradores buscan una vivienda, ¿cuáles son sus preocupaciones y expectativas? ¿Qué inquietudes y sucesos personales motivan a los propietarios a mejorar sus viviendas con características eficientes en el uso de energía o inteligentes? En resumen, ¿cuándo y cómo se ha convertido lo «verde» en la nueva norma? Veamos algunos de los dinamizadores del mercado y de los motivos personales que han llevado a nuestros clientes a implementar características eficientes en el uso de recursos, así como otro tipo de características ecológicas en sus hogares.

Demandas y concienciación de los clientes
Nuestro día a día está repleto de mensajes sobre la responsabilidad medioambiental, desde omnipresentes contenedores de reciclaje hasta publicidad de productos «naturales  y orgánicos» y noticias sobre graves desastres medioambientales, como el vertido de crudo de BP en el Golfo de México en 2010 o la destrucción de la selva amazónica. Las turbinas eólicas salpican nuestros paisajes, recordándonos las posibilidades de las fuentes de energía alternativas. A la generación milenial, que se adentra ahora en los años fundamentales para crear un hogar y comprar una casa, se le han inculcado los valores medioambientales desde la infancia.
Todo esto se suma a una mayor concienciación sobre nuestra relación con el medioambiente y nuestra responsabilidad para con su protección. Los clientes más preocupados por el medioambiente quieren que las viviendas que compren y en las que residan hagan un uso eficiente de los recursos y que les proporcionen un ambiente interior saludable y libre de peligros.